Archivos de la categoría Palabras de nuestro Gerente General

Filtra todas las notas de esta sección del boletín.

Nuevos Desafíos, el mismo compromiso

Paulina García 2

El año recién pasado fue un año de desafíos, de cambios y de tomar riesgos. Los resultados de los primeros meses no nos dejaban espacio para seguir cayendo y confirmamos, una vez más, que el trabajo de un equipo bien cohesionado, con un objetivo común y tomando en conjunto decisiones que fueron difíciles, nos permitió revertir la tendencia del primer trimestre. Debimos luego perseverar y recordar los valores que siempre fueron parte de la cultura de Jaime Illanes y Asociados y que hicieron de nuestra empresa una organización exitosa en el pasado, logrando a final de año resultados que nos dejan mucho mejor preparados y con una visión optimista para el 2019.

Todavía nos queda mucho por trabajar para lograr el pleno camino de crecimiento que tuvimos alguna vez, no debemos bajar los brazos y más allá de las mejores perspectivas de la economía, el resultado final del año sólo será positivo si trabajamos con dedicación y esfuerzo y recordamos como una lección aprendida que no basta creernos que somos buenos sino trabajar continuamente en ser los mejores.

Cada uno desde su lugar tiene mucho por hacer, mantener a nuestros clientes satisfechos con nuestros servicios, conquistar clientes que no nos conocen, hacer propuestas novedosas y atractivas, cuidar nuestros recursos: la gestión de los proyectos y la planificación no deben descuidarse.

Tenemos como organización una ventaja poderosa, las personas que forman esta empresa. Hoy, estamos fortaleciendo los equipos de trabajo, pensando que la interacción entre el conocimiento innovador de los más jóvenes y la experiencia de los profesionales senior son la combinación perfecta. Esta ventaja la debemos aprovechar en beneficio de nuestros clientes, de nuestra empresa y también como un aporte concreto al desarrollo sustentable de nuestro país. Cómo no vamos a estar orgullosos y motivados de realizar un trabajo de excelencia, utilizando las nuevas tecnologías y mejorando los procedimientos y metodologías, pensando ya en nuevas formas de hacer negocio.

La diversidad de nuestro equipo humano es absolutamente necesaria para generar una mayor productividad y fomentar la innovación. También mantiene el buen clima laboral interno, mejorando la articulación de una organización moderna. No perdamos de vista que esta empresa está formada por personas, que todos nos podemos equivocar, que todos somos sujetos de grandes alegrías y también de grandes tristezas. Compartamos, seamos solidarios y empáticos, hagamos de esta empresa no sólo una empresa exitosa en términos de resultados, sino también un gran lugar para trabajar y desarrollarnos.

Los invito a que todos estemos abiertos a los nuevos cambios, tengo la confianza de que lograremos un año exitoso si continuamos trabajando con pasión, con compromiso y con la responsabilidad que nos ha caracterizado.

Con el Timón Firme

Jaime Illanes

La sabiduría popular dice que después de la tormenta viene la calma; sin embargo, eso aplica a quienes solamente quieren flotar y sobrevivir. Los que queremos ganar la carrera y volver a tomar la punta de liderazgo en lo que hacemos, sabemos que después de la tormenta, tenemos que tomar el timón firmemente y redoblar los esfuerzos para avanzar el tramo que nos retrasamos a causa del mal tiempo.

En las conversaciones que he tenido con cada uno de ustedes en las reuniones de los últimos meses, o en conversaciones individuales, les he planteado que los cambios que tuvimos que hacer en marzo no pueden ser vistos como un retroceso o un giro brusco en nuestra dirección, muy por el contrario, lo que he querido transmitirles es que más que cambiar el rumbo, lo que hicimos fue fijarlo decididamente en la dirección que siempre hemos tenido, que es el crecimiento de la empresa, el desarrollo de las personas y el liderazgo dentro de la industria. Así, tres meses después de estos cambios, podemos ver que hemos crecido comercialmente como nunca, hemos promovido profesionales a cargos de mayor responsabilidad, hemos vuelto a contratar personas y proyectamos seguir en esta senda en el corto y mediano plazo, asegurando la sustentabilidad de JIA por mucho tiempo más.

Hemos podido hacer esto en poco tiempo, principalmente por la solidez de la empresa y su reputación, generada por años de un trabajo profesional de calidad, gracias a todas las personas que hoy componen JIA y a quienes han trabajado con nosotros. Al mismo tiempo, son nuestras fortalezas la cultura de preocupación por las personas y nuestro desarrollado sistema de gestión.

No obstante, lo peor que podemos hacer en este momento es descansar en la autocomplacencia y creer que los logros dependen de otros y solamente del crecimiento del país. En este sentido hemos fijado como prioridad para este año tres ejes estratégicos:

1) Gestión de proyectos: Tenemos que cuidar como nunca la correcta ejecución administrativa de los proyectos, de manera que puedan ser ejecutados de acuerdo a lo planificado en términos de calidad, tiempo y recursos.

2) Eficiencia en el uso de las horas profesionales: Debemos ser cuidadosos y eficientes en la carga de las horas, no dejando jamás de cargar todo el tiempo que trabajamos, pero buscando al mismo tiempo rentabilizar lo más posible cada hora trabajada.

3) Innovación: Es imperativo que llevemos a la práctica las ideas nuevas de negocio que tenemos, que no se sigan quedando en el diseño, sino que podamos ejecutarlas con éxito, tal como lo hemos hecho anteriormente.

Ya pasó la tormenta. Ahora es el momento de asumir cada uno su puesto y hacer lo que sabe hacer con la calidad que nos caracteriza; ahora es el momento de ser un solo equipo en el cumplimiento de nuestros objetivos y avanzar con calma, pero de manera consistente, cuidándonos mutuamente y cuidando la empresa que nos cobija.

Valor adicional

JIA-pics_MG_5676

Estamos ad portas de cerrar un nuevo año, donde los resultados estuvieron por debajo de nuestras expectativas, impidiéndonos alcanzar las metas esperadas, principalmente por no contar con grandes proyectos de reemplazo a los que fueron terminando durante este año, así también nos enfrentamos a una mayor competencia por conseguir contratos y muy agresiva en términos de bajar precios.

Sabíamos que no iba a ser fácil, la transición de Jaime Illanes a consolidar un nuevo equipo de Gerentes toma tiempo, más aún en un año que fue más difícil por la dinámica que tuvo la economía, el nivel de inversiones en varios rubros, etc. Tenemos muy clara la responsabilidad de seguir la senda de Jaime y mantener el sello de JIA en los clientes.

Quiero rescatar y destacar eso sí, que avanzamos en muchas áreas; exclusivamente gracias al espíritu que caracteriza a nuestro equipo. Somos un grupo que es cada día más capaz de “capturar” oportunidades, porque sabemos que las cosas no llegan solas. Esto hizo posible consolidar procedimientos claves, establecer buenas prácticas en diversos ámbitos e implementar un plan comercial a través del cual pudimos casi triplicar el valor de propuestas de negocios en que participamos en el segundo semestre vs el primer semestre de 2017, un 30% de ellas provenientes de clientes nuevos de distintas áreas de la economía, luego de que nuestro equipo de Directores de proyecto haya realizado sobre 100 reuniones de negocios. Creemos firmemente que esto ya dará sus frutos desde comienzos del 2018. Hay que sumar además el trabajo que se está realizando en nuestros clientes actuales mediante una estrategia comercial de alto foco. Sólo el estar cerca de ellos, conocer realmente y en profundidad sus necesidades, desafíos y problemas, nos permitirá conseguir nuevos negocios y obtener los resultados que la empresa requiere.

Este 2017 hubo también que tomar decisiones muy difíciles respecto a reducir el número de nuestros colaboradores. Aquí podemos decir que responsablemente contuvimos esa acción al mínimo posible y claramente menos estructural que en el resto de la industria, pero para nosotros, cada persona es importante. Estaremos siempre agradecidos del aporte que ellos hicieron para JIA y espero sinceramente que les vaya muy bien en sus carreras profesionales.

Quiero que este 2018 lo iniciemos con mucha la energía y optimismo. El desafío es grande y nuestra competencia será cada vez más dura. Nuestro trabajo es de primer nivel y podemos enfrentar a cualquiera y hacerlo mejor. La clave está en entender que entregamos un Servicio y por lo tanto debemos orientar nuestro trabajo en el cliente con excelencia, entendiendo y luego resolviendo sus problemas, para ganarnos su confianza y mantener relaciones de largo plazo.

Agradezco profundamente el profesionalismo que entregan cada uno de ustedes por esta empresa. Me reconforta contar con un equipo humano de esta calidad. Estoy seguro que vienen tiempos de recuperación, que vamos a seguir creciendo y que nuestro trabajo comercial tendrá mejores resultados.

No me puedo despedir sin antes destacar profundamente el amor que cada uno tiene por su trabajo, con compromiso y esfuerzo. Gracias a eso estamos superando tiempos difíciles y preparándonos para un año 2018 lleno de éxitos y logros, listos para entregar los mejores resultados para JIA. Necesitamos que nuestra empresa, perdure muchos años y quiero dejar claro que pondremos todo lo que esté en nuestras manos para entregarles a ustedes las herramientas que sean necesarias para crecer,  hacer bien su trabajo y sentirse motivados y cada vez más comprometidos, entregando ese valor adicional que toda empresa exitosa debe tener.

Las oportunidades que nos ofrece un escenario adverso

jia_0000_objeto-inteligente-vectorial

Este año no ha sido fácil para el país. La recuperación económica es más lenta de lo esperado y la actividad minera se encuentra estancada. La baja en la clasificación de riesgo de Chile por parte de Standard & Poor’s es la señal más clara de este panorama. Sin embargo, la literatura de management y la propia experiencia nos ha demostrado que estos son los momentos en que las empresas se pueden hacer realmente fuertes. La creatividad, la diversificación y la eficiencia casi siempre nacen de la necesidad, por lo que sinceramente siento que estamos ante una gran oportunidad.

Pero no queremos que la oportunidad se quede sólo en eso. Estamos trabajando para transformarla en negocios, en crecimiento. El comienzo de este proceso ha sido redefinir nuestra propuesta de valor y la forma cómo la presentamos, activarnos comercialmente y mostrar lo que somos a nuestros clientes actuales y potenciales: un equipo multidisciplinario, sólido y comprometido con los resultados.

Es el momento de entregar una imagen renovada, transmitir con nitidez cómo nuestra trayectoria conecta con las nuevas necesidades del mercado, sean empresas grandes o medianas, de industrias en las que tenemos una amplia experiencia o en otras que nos sean nuevas. Y con nuestros clientes, la oportunidad está en ampliar nuestros servicios y fortalecer las relaciones de largo plazo. Que tengan más claro que nunca que en Jaime Illanes & Asociados van a encontrar un socio estratégico.

Nuestro foco debe centrarse en transformar estas oportunidades en valor para JIA. Esto se logra entendiendo a nuestros clientes en profundidad, considerando sus complejidades. Los invito a mirar las oportunidades, a proponer, a descubrir nuevas formas de crecimiento, a conversar y a comprometerse con la búsqueda de nuevos negocios. Estoy seguro de que nos vamos a sorprender a nosotros mismos sobre el potencial que existe en la empresa para explorar nuevos espacios. Es lo que el mercado nos está pidiendo. Mientras más miradas integremos, más posibilidades tendremos de transformar las oportunidades en crecimiento.

“CLIENTES, EXCELENCIA Y ESTRATEGIA”

jia_0000_objeto-inteligente-vectorial

A seis meses de mi llegada he podido conocer en profundidad la empresa en la cual elegí trabajar (y a cada una de las personas que la componen) y felizmente puedo decir que la experiencia de ser parte del equipo de Jaime Illanes & Asociados ha superado mi expectativa.

Mi incorporación se gestó como parte relevante de un proceso riguroso y altamente profesional liderado por Jaime Illanes, que contempló la conformación de una nueva estructura organizacional, re definición de funciones, desarrollo de mecanismos de difusión interna y el comienzo del trabajo de planificación estratégica.

El objetivo principal no es sólo la transición de una gerencia general del dueño y fundador a una separada de la propiedad, sino que el camino a seguir para que JIA trascienda de forma sostenible; adaptándose al entorno, proyectándose en el tiempo, tal como lo ha hecho en estos diecisiete años. Definitivamente llegó el momento de ponerse pantalones largos y hay que hacerse cargo.

En el escenario económico actual y considerando los desafíos que presenta el sector en el que competimos, requerimos avanzar aceleradamente en tres áreas.

• CULTURA CENTRADA EN EL CLIENTE Y NO SOLAMENTE EN EL SERVICIO EXPERTO
Debemos acercarnos más y conocer al cliente, lo que hace, cómo lo hace, lo que le gusta, saber sus necesidades y buscar oportunidades para nuevos negocios.

• EQUIPO DE EXCELENCIA
Cada uno de ustedes juega un rol relevante y trabajando en equipo, con la calidad y excelencia que nos caracteriza, debemos usar la mejor estrategia para que nuestros clientes nos valoren y podamos construir relaciones de largo plazo.

• ESTRATEGIA CLARA
No sólo se requiere un mapa de ruta, iniciativas concretas y medibles. Estas deben ser conocidas y compartidas por toda la organización, logrando involucrar en forma activa y coordinada a cada equipo.

Hoy el entorno nos desafía a tomar un camino arduo, teniendo claro que debe imperar un sentido de urgencia por hacer mejor nuestro trabajo. Como les decía hace unos días, para lograr nuestros objetivos, debemos salir de nuestra zona de confort y desafiarnos para ir por más. En concreto, hoy más que nunca se requiere el compromiso activo de cada uno para salir a buscar oportunidades de negocios y por sobretodo ser eficientes e inteligentes en ganar propuestas que nos permitan alcanzar nuestras metas.

Nuevo Gerente General: Una oportunidad para crecer sobre lo que hemos construido

Captura de pantalla 2016-06-08 a la(s) 15.56.17

 

Como ya les he comunicado, después de un acucioso y riguroso proceso de selección, finalmente el Ingeniero Comercial, Fernando Bueno, asumirá como nuevo Gerente General de Jaime Illanes & Asociados desde el próximo 14 de noviembre de 2016.

Su llegada marca el fin de un proceso que partió hace un tiempo y que buscaba “generar las condiciones” para que nuestra organización pasara desde un Gerente General que es dueño y fundador, hacia una gerencia separada de la propiedad. Así, ustedes pudieron ver cómo en los últimos años se fueron conformando las distintas gerencias, se crearon nuevas áreas y paulatinamente, se ha ido empoderando a los encargados en sus respectivos temas, con el propósito de darle sostenibilidad a la empresa y asegurar que JIA trascienda, y pueda proyectarse en el tiempo con la misma solidez que ha tenido hasta ahora.

La incorporación de Fernando, quien ha ejercido posiciones de liderazgo en grandes empresas, particularmente en Fonterra, la empresa matriz de Soprole y quien no tiene experiencia en temas medio ambientales, es una tremenda oportunidad para que JIA se desarrolle sobre lo que hemos construido en estos 16 años. Así también, esta nueva etapa estará ligada a nuestra cultura organizacional y nuestros valores corporativos, elementos que considero claves en nuestro trabajo.

Por mi parte, si bien gradualmente tendré un rol más alejado de la contingencia del día a día, no me alejaré de la empresa, por el contrario, seguiré involucrado desde la Presidencia del Directorio, en tareas que me tienen muy entusiasmado, como apoyar a los profesionales más jóvenes en su desarrollo, participar en proyectos como asesor de nuestros clientes e involucrarme en los programas de innovación.

Creo que estos cambios son los que van a dar continuidad a nuestra empresa en el futuro y estoy convencido que así será, ya que contamos con un tremendo equipo humano y profesional, que soportado en nuestra trayectoria y valores, marca la diferencia y son el sello que nos distingue entre las empresas del rubro.

Afectuosamente,

Jaime Illanes Piedrabuena
Gerente General

Innovación en JIA

Captura de pantalla 2016-06-08 a la(s) 15.56.17En el periodo de reflexión que dio forma al Plan Estratégico 2015 – 2018, consideramos importante incorporar actividades que salieran de la cotidianidad del trabajo y permitieran dotar a nuestro equipo de habilidades orientadas a articular procesos transformadores al interior de JIA, en un programa que denominamos “Innovación de Negocios y Procesos”.

 La idea parece simple pero no lo fue tanto. En primer lugar debíamos idear un formato que permitiera el libre desarrollo creativo, pero que al mismo tiempo, pudiera encauzar dicho impulso en productos concretos, aplicables a nuestro entorno y que fortalecieran nuestra gestión interna y la oferta de valor hacia nuestros clientes.  

 Es así como definimos algunos principios que canalizaron el camino, estableciendo las áreas a intervenir, el desarrollo de un trabajo igualitario, en el sentido de que no importaban los cargos y que el proceso debía ser flexible, para poder revisar y cuestionar hasta que la idea madurara.

 Si bien la formación profesional de las distintas disciplinas académicas nos entrega los conocimientos idóneos para desenvolvernos en la vida laboral, en muchos casos va coartando la capacidad de soñar y arriesgarse por temor a equivocarse. Es por eso que adoptamos como premisa la “dinámica del juego”, en un intento por volver a conectarnos con la espontaneidad de la infancia y de esta forma correr los límites de la cancha e innovar. 

 Así también, ha enriquecido el proceso, el hecho que profesionales de distinta especialidad se reúnan a dialogar y construir una nueva forma de hacer las cosas. No sólo hemos reflexionado y ampliado la mirada, sino también hemos fortalecido nuestro grupo humano al generar una instancia que ha servido para conocerse y compartir en un contexto distinto al del ajetreo diario.

Después de varios meses de funcionamiento, esperamos pronto recibir las propuestas concretas de los tres grupos en las áreas de administración, operación y negocios. Por nuestra parte, reiterar la convicción y el compromiso por apoyar las iniciativas que de ahí se desprendan. De la misma forma, en el mediano plazo, buscaremos incorporar a más personas en esta dinámica de trabajo para contagiar a toda la organización en este vital proceso de cambio.

Jaime Illanes Piedrabuena

El valor de las ideas

ScreenHunter_731 Mar. 29 15.55

En tiempos de desaceleración económica se vuelve habitual escuchar a expertos refiriéndose a los aspectos clave en que las empresas deben trabajar para adaptarse a las condiciones de un
contexto difícil. Conceptos como competitividad, productividad e innovación se vuelven temáticas recurrentes en seminarios,
reuniones de trabajo y conversaciones del mundo público y privado.

Sin embargo, muchas veces dichos conceptos se quedan en la
teoría, cuesta visualizarlos en nuestras actividades cotidianas y el
espíritu innovador es encomendado casi exclusivamente a un grupo
de personas que deberían traernos la fórmula del éxito.

Recientemente asistí a una exposición del destacado economista
Xavier Sala i Martin, quien se refirió a estos tópicos entregando una
visión reveladora que me gustaría compartir. Destacó por ejemplo
que para ser competitivo y tener éxito no basta con rebajar costos.
El camino es más complejo. Si un restaurante de la competencia
se está llevando a los clientes, no se atrae a más gente de vuelta
solo rebajando costos, sino que es necesario revisar el menú, la
atención, la decoración, el ambiente y todo aquello que hace la
diferencia para los clientes.

Así también, Sala i Martin desmitificó algunas concepciones sobre las áreas de Investigación y Desarrollo, citando una de las conclusiones del libro escrito por Amar Bhide, denominado “El Origen y Evolución de los Nuevos Negocios”, donde se señala que “las ideas innovadoras en el 72% de los casos viene de los empleados, el 20% de los ciudadanos normales y sólo el 8% viene del I+D formal”.

Es decir, las soluciones no provienen exclusivamente de los científicos, ni de Silicon Valley, sino que vienen de gente común que se hace las preguntas adecuadas.

En el marco de nuestro Plan Estratégico JIA 2015 – 2018, quiero invitarlos a ser parte activa de este proceso que busca un crecimiento orgánico de nuestra organización y en donde el aporte de cada uno de ustedes es fundamental en relación a estár atentos a las señales que nos da el entorno, identificar mejoras en la forma en que trabajamos y detectar oportunidades que nos permitan crear nuevos servicios y agregar valor a nuestros clientes.

Jaime Illanes Piedrabuena

Volver a las trincheras

En el último par de años hemos producido algunas mejoras orientadas a adaptar la compañía a las nuevas exigencias del mercado. Diseñamos una estrategia de crecimiento orgánico a partir de la cual flexibilizamos nuestra estructura y añadimos las gerencias de Operaciones y la de Desarrollo, implementamos los softwares  SIG JIA y ProPlanner para optimizar nuestra gestión interna y externa, creamos la unidad de Planificación y Control de Gestión para ayudarnos a perfeccionar nuestros procesos y, más recientemente, un grupo representativo del equipo JIA trabajó en una planificación estratégica a tres años, persiguiendo el mismo objetivo. Todas estas acciones son el reflejo de lo que he comentado en ediciones anteriores y que tiene relación con la capacidad de re inventarse, ser resilientes y salir fortificados de la crisis por la que atraviesa la industria en la que nos desenvolvemos.

Hasta ahora nos distinguíamos por ser los mejores en términos de nuestra calidad técnica, sin embargo eso se ha convertido en la condición de partida. La pregunta que ahora toca hacernos es ¿en qué podemos mejorar? Estamos en un momento en que debemos meter los pies al barro, volver a las trincheras para re conocer el mercado. Sólo así podremos obtener la creatividad que se necesita para inventar la manera de agregar valor a nuestra organización y clientes. Ya se trate de la creación de nuevos servicios o una forma distinta de realizar un proceso, todos debemos darnos a la aventura de re pensar nuestro trabajo.

Los invito a mirar hacia afuera, reunirse con los clientes en otras instancias, con los colegas y ex compañeros, a participar de las actividades del rubro. Dirijamos la atención hacia nuestro alrededor en busca de una nueva perspectiva que permita fortalecernos aún más como empresa. Ahora, más que nunca, las puertas están abiertas para recibir todas las ideas.

Ante la incertidumbre: Resiliencia

Las catástrofes naturales, la desaceleración económica, o simplemente  cambios inesperados hacen que los escenarios de algunas empresas se tambaleen y es por ello que hoy las organizaciones demandan profesionales mucho más competentes, preparados para el cambio, las crisis financieras, las adversidades, listos para enfrentar dificultades  y para cualquier situación que se les presente.

Que el escenario actual es adverso es una realidad, no sólo en nuestra empresa, sino a nivel país. Hay una menor inversión, se han paralizado algunos proyectos y todo eso ha afectado a algunos de nuestros clientes y esto nos ha obligado a desvincular a algunas pocas personas de nuestro equipo. Como empresa estamos haciendo todo lo posible por salir adelante asumiendo costos importantes manteniendo, en lo posible, nuestro equipo de trabajo en forma intacta. Más allá de las circunstancias particulares, la vida de JIA no se termina con esta crisis. Somos capaces de salir adelante; lo hemos hecho otras veces, lo haremos ahora y, estoy seguro, tendremos que hacerlo en el futuro. La única manera de conseguir el éxito es sobreponiéndonos a las adversidades  y reinventándonos todos y cada uno de nosotros.

Esta capacidad de la que estoy hablando no se enseña en las universidades, sino que se aprende con la vida, y aunque algunos puedan considerarla una habilidad blanda son muy pocas las personas que la desarrollan en su favor o las que valoran su importancia. Estoy hablando de la resiliencia. Esta habilidad ayuda a las personas, profesionales y organizaciones a recuperarse rápida y efectivamente ante cualquier adversidad, extrayendo lo bueno de lo malo, visualizando lo positivo de una situación negativa, y sacándole provecho. La resiliencia personal en muchos casos se consigue traspasar a las organizaciones cumpliendo con los objetivos trazados y eso pretendemos en JIA.

Ahora más que nunca vamos a valorar esas competencias blandas que nos posibiliten  formar equipos con más desempeño, liderar proyectos en ambientes de fuertes indefiniciones en que la única constante es el cambio y mantenernos mentalmente equilibrados ante posibles presiones. Definitivamente, las competencias duras, ya no bastan sólo para poder avanzar hacia delante en escenarios de incertidumbre. La actitud también cuenta y mucho. Desde aquí quiero animarlos a ese cambio en el que también me incluyo. Preparémonos nosotros y a los próximos profesionales, en el desarrollo de estas habilidades y competencias personales básicas en tiempos revueltos.

 Jaime Illanes Piedrabuena