JIA Millenial

El 38% de los profesionales de la empresa ingresaron después del 01 de enero del año pasado, lo cual muestra que nuestra organización ha estado en un proceso de renovación y crecimiento acelerado, con respecto a los años anteriores. Esto para JIA, como para cualquier organización, implica un doble desafío, primero, como mantener la calidad de nuestros servicios con un equipo que recién está asimilando la cultura y la forma de trabajar en JIA; y segundo, como recibimos toda esta energía nueva de manera orgánica y potenciadora.

Además, dentro de este grupo de profesionales nuevos en JIA, llegaron 25 de los de 45 llamados Millenials o Generación Y (nacidos de 1981 hasta el 2000) que actualmente conforman nuestra empresa, configurando así que el 58% de la empresa pertenece a esta generación. Osea, somos un JIA mucho más millenial que antes y además ya están ocupando cargos de Jefes de Proyecto, Directores de Proyecto y hasta Gerentes.

millenials 1

¿Pero que implicancias tiene esto? Para los que aún no se han enterado, el mundo entero de las organizaciones está hace rato de cabeza tratando de entender como funciona esta generación en los entornos laborales. Se entiende que es una sobresimplificación meter a todo el mundo en una misma categoría conductual, pero a grandes rasgos las diferencias con las generaciones anteriores se resumen en el siguiente cuadro:

millenials 2

Muchas veces se habla negativamente de las características de la generación millenial, enfatizando y caricaturizando cosas que a vista de otras generaciones parecen extrañas. Sin embargo, si uno lee el cuadro anterior con detención, la principal dificultad no son las características de uno u otro grupo, sino como logramos entendernos si partimos de experiencias tan diversas y principios aparentemente alejados. JIA debe generar esta conversación permanente, donde todos aprendemos de todos y donde nadie debe tener la verdad absoluta; donde la primera tarea es escuchar antes de juzgar y la segunda es preguntar antes de sacar conclusiones apresuradas.

Nuestro crecimiento y desarrollo entonces, debe estar acompañado de una evolución en nuestra manera de enfrentar los desafíos del futuro y de integrar distintas visiones generacionales dentro de la cultura de JIA.  Esto no se hace de un día para otro, ni tampoco desde la jerarquía. Esto requiere la participación de todos, creyendo que es posible encontrar el espacio de desarrollo aportando para que surjan las innovaciones a todo nivel. Esta generación que irrumpe, debe dejar su sello en nuestra empresa, creando nuevos negocios, nuevas formas de hacer, nuevas formas de relacionarnos y comunicarnos; creando un JIA para el futuro y no para lo que ya pasó; y será tarea de los más maduros (léase más viejos) la de encausar esta creatividad gracias a la experiencia.

millenial 3