Alto Maipo y Anglo American: dos grandes desafíos

Ambas evaluaciones están en su fase final y deberán ser entregadas en marzo.

 Dos importantes entregas están proyectadas para marzo, el estudio de impacto ambiental (EIA) del proyecto hidroeléctrico Alto Maipo (PHAM) y la entrega del estudio de impacto ambiental (EIA) del proyecto de Anglo American (AA). Ambas representan grandes desafíos para la empresa debido a su magnitud y la complejidad que suponen.

Alto Maipo

El proyecto hidroeléctrico Alto Maipo emplazado en San José de Maipo y compuesto por dos unidades generadoras, Alfalfal II y Las Lajas, necesitará utilizar agua de los ríos Volcán, Yeso y Colorado, las que pretende devolver de manera íntegra a aproximadamente 6 km aguas arriba de la bocatoma de la empresa de agua potable y de las captaciones de los canalistas.

Para la generación de los 531 MW  proyectados, se comenzó a construir un túnel de 70 km entre el sector alto del río Volcán y el sector de Las Lajas. Pero, durante la construcción de los túneles, mucha más agua de la prevista en el EIA afloró del macizo rocoso. Como solución, PHAM decidió instalar plantas de tratamiento de aguas de afloramiento (PTAA), y así poder descargarlas limpias a los cursos de agua receptores.

La Superintendencia, al recibir la información, exigió someter a estas PTAA al SEIA y PHAM decidió encomendar JIA la realización del EIA. “El principal desafío es que debemos tener entregado el EIA en marzo, y éste debe demostrar que los impactos asociados a las PTAA y a las infiltraciones que salen por el macizo rocoso se mitigan con medidas efectivas. Debemos también demostrar que los descensos de napa que generan estos afloramientos no implican impactos en recursos superficiales (glaciares, animales, suelos, plantas) o si se generan, son adecuadamente mitigados, compensados o restaurados”,  indica Marcela Alday, gerente de operaciones, al ser consultada por el proyecto.

Actualmente JIA se encuentra evaluando la actualización de las medidas de control de las aguas afloradas al interior de los túneles, la captación, el manejo y la adaptación del sistema de tratamiento de las aguas de afloramiento, las medidas de monitoreo/seguimiento ambiental y el plan de contingencia de PHAM.

Proyecto

 

Anglo American

Los Bronces es una mina de cobre y molibdeno. Actualmente la operación es a rajo abierto, pero debido a la baja ley de los minerales extraídos, Anglo American lleva más de cinco años preparándose para continuar de manera subterránea. Sin embargo dicha veta se encuentra bajo el santuario de la naturaleza Yerba Loca.

Para poder explotar el yacimiento,  la minera pretende implementar un novedoso sistema (pionera en Chile) denominado “Long Hole Open Stoping with Cemented Backfill” en donde pretende utilizar el material estéril como relleno de caserones que harán de soporte para la mina.  Con este método aminorarán al máximo la probabilidad de efectos superficiales que puedan afectar a los glaciares o a la biodiversidad en la superficie.

El proyecto completo requerirá la reestructuración de una serie de procesos, entre ellos el manejo de aguas a causa de la eliminación de un embalse cercano.

Debido a lo complejo del Proyecto, como consultores tenemos el desafío de integrar, en un solo EIA, tres  ingenierías: una para la mina subterránea,  otra para la continuidad de la explotación del rajo y una tercera para el manejo de aguas.

Finalmente, dada la magnitud de ambos proyectos y del acotado plazo de entrega, se requiere una gestión impecable y un uso inteligente del tiempo por parte de nuestra empresa, así como la realización de un trabajo de óptima calidad que se verá reflejado en el acompañamiento del cliente en el proceso exigido por el Servicio de evaluación ambiental, desde la presentación del estudio hasta su resolución.